miércoles, 4 de mayo de 2011

Carta abierta al ministro de trabajo: Valeriano López

Estimado señor:

Esta es mi respuesta a las declaraciones en que usted decía lo siguiente:

“Si tuviera que elegir una sola medida por encima de todas las demás para estimular la igualdad y, al mismo tiempo, la eficiencia de una economía, la capacidad, la producción y la riqueza a medio y largo plazo, esa sería que todos los chicos pudieran estar escolarizados inmediatamente después de su nacimiento".


Para empezar debo reconocer que no soy una feminista de la igualdad, y que pienso que la incorporación de la mujer al mercado laboral es una de las mayores mentiras que se nos ha contado. La mujer ha trabajado y colaborado en el desarrollo del mundo desde el principio de los tiempos (en el campo, en la casa, en las fábricas, pariendo, criando...). Valoro que hoy las mujeres podamos acceder a la educación superior, manejar dinero y ocupar puestos de "responsabilidad", pero eso no es igualdad. Yo no soy igual que un hombre porque tengo tetas y útero, porque puedo gestar, parir y amamantar. Yo decido ocupar el cargo de confianza que se me ha otorgado, decido asumir la responsabilidad de crear un mundo mejor, criando con respeto a seres que serán felices y así hacer que este mundo cambie a mejor. Si me separan de mi cría al nacer, ésta, no podrá ser amamantada, y eso es algo que sólo puedo hacer yo en ese momento determinado.


Señor Valeriano, es una verdadera pena que tenga usted poder de decisión sobre las vidas de otros y tenga usted un grado de ignorancia tan grande sobre las necesidades de desarrollo del cerebro humano.


Un bebé recién nacido tiene una gran cantidad de trabajo para adaptarse a este medio, tiene que recuperarse del gran esfuerzo y sock que es el nacimiento, pasa de un estado de humedad a uno de sequedad, tiene que aprender a respirar, poner en funcionamiento su sistema digestivo, pasar de escuchar los sonidos amortiguados a un mundo ruidoso, de la posición cabeza abajo a estar tumbado......Todo esto no es cosa de un día y es muy difícil. Para ello el único apoyo con el que cuenta el bebé es el referente de seguridad que le da el abrazo materno y el alimento-consuelo de la teta de su madre. Se han hecho experimentos que revelan la gran importancia del contacto con la madre. Es crucial para el desarrollo neuronal del bebé, para su futura seguridad y felicidad. La neurociencia lo ha demostrado, así que asesórese usted antes de hablar, porque se pone en evidencia. La separación del hijo de su madre sólo sirve para crear seres hostles y desconfiados, miedosos y agresivos. ¿Quizá eso necesita el sistema?

A lo mejor si hechara usted las cuentas a largo plazo le saldrían mejor, porque seres humanos seguros, creativos, que se amen a si mismos, sanos y felices siempre le serán rentables a un país.


Por otra parte un bebé necesita como muy poco dos personas para cuidarle y en sus instituciones ponen un cuidador por cada siete bebés, en el mejor de los casos. Así que yo decido criar a mi hijo aunque no salgan las cuentas, ni cotice para la jubilación y así cuando llegue la adolescencia no tendré que mirarle a los ojos y explicarle porqué lo entregué al estado, porqué lo abandoné. Esa es otra, los padres entregan a los bebés y el estado les devuelve adolescentes carentes, enfadados que les piden que rindan cuentas de sus irresponsabilidades. ¿Se hará cargo usted de eso señor ministro? ¿Aliviará la frustración y la rabia de esos jóvenes con sus balances de cuentas?


Sin más me despido agradeciendo su labor y con el deseo de que se informe y se asesore mejor.


Saludos

Laura Martínez Hortal




6 comentarios:

  1. Ojalá este hombre llegue a leer estas cartas...son todas maravillosas!!!

    Gracias a esta manifestación he llegado hasta tu blog y me ha encantado..tanto que desde ahora te sigo!

    Aprovecho también para invitarte a conocer el mio http://creciendocondavid.blogspot.com/

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por tu comentario y por seguirme. Eres bienvenida a este espacio siempre que quieras.

    He echado un vistazo a tu blog y me ha gustado mucho. Iré profundizando.

    Gracias y saludos.

    ResponderEliminar
  3. Maravillosa carta!! Somos muchas personas que sabemos que los bebés deben estar con sus padres durante, qué menos que el primer año. Esto es imprescindible para un desarrollo sano a todos los niveles de la persona. Yo soy madre, psicopedagoga y maestra, y siento la necesidad de luchar por conseguir que esto sea realidad, pero al mismo tiempo me siento muy impotente de ver la indefensión a la que están condenados nuestros bebés en esta sociedad. Estoy proponiendo que creemos una Asamblea o un grupo de trabajo dentro del moviento 15M para dar difusión a este tema y exigir cambios urgentes en la política social. ¿Qué os parece?

    ResponderEliminar
  4. Una idea genial. Estoy contigo y conozco muchas mujeres que pueden estar interesadas. Mi email es: laura@clematisdesign.com

    ResponderEliminar
  5. Hola, soy de Ecuador, y he creado una petición en esta página http://chn.ge/16ABmKo, para que se incluya la Conciliación Familiar-Laboral en el Código Laboral, por favor, pueden leerla, y ayúdenme firmando y difundiendo, en Ecuador, solo tenemos 12 semanas de permiso de maternidad, y un año de licencia por lactancia (2 horas diarias), y como madres, sabemos que esto es terriblemente insuficiente.

    ResponderEliminar